El menú de boda perfecto

22

oct

Decálogo del menú de boda perfecto

Toda pareja de novios desea ofrecer un menú de boda perfecto a sus invitados. Decidir cual es la mejor opción no siempre es fácil. Y, existen tantas posibilidades que, si no se tienen las ideas claras o un buen asesoramiento, existe el riesgo de perderse entre infinitas propuestas a cual más diferente.

Tras años de experiencia preparando bodas 100% personalizadas, hemos llegado a la conclusión de que hay una serie de elementos que siempre se dan en el “menú de boda perfecto”. En realidad, no se trata de ningún secreto profesional. Ni, tampoco, de algo inalcanzable. Vas a poder comprobar que es todo lo contrario.

Para facilitarte esa labor de escoger el menú más acertado para tu boda, hemos creado un decálogo con los puntos, que según nuestro equipo, son imprescindibles.

 

10 Pistas para tu menú de boda

1 – Variado

Todos sabemos lo difícil que es acertar con el gusto de una persona. Mucho más, cuando se trata de un número importante de comensales. Por eso, el menú elegido debe ser ver completo e incluir, varios platos. De esta manera, te aseguras que todos los invitados disfruten la propuesta escogida.

2 – Original y con factor sorpresa

Cuando hablamos de “factor sorpresa” no nos referimos a organizar algo nunca visto. Unos aperitivos gourmet con un cóctel personalizado para la boda. O unas zonas temáticas en forma de food-trucks, serán más que suficiente. Por supuesto, si quieres sorprender, un menú con platos creados en exclusiva para vosotros, será un plus no esperado que gustará especialmente a los invitados.

3 – Adaptado a todos

Es frecuente encontrar entre los asistentes a una boda, casos de intolerancias o alergias. Asegúrate de consultar este caso previamente con el lugar de celebración y disponer de una propuesta adaptada a estas personas. Verás como no existe inconveniente alguno y estos asistentes disfrutarán un menú adecuado a su situación. Y, por supuesto… ¡nada de olvidar a los peques! Ellos, tendrán también un menú infantil adecuado a sus gustos.

4 – Ni mucho ni poco

En una boda, la elegancia y el buen gusto son imprescindibles que no pueden faltar. Las cantidades servidas en cada plato serán las adecuadas. Ni en exceso ni por defecto. Asegúrate de conocer y degustar los platos que se servirán en la boda para confirmar que todo sea de tu agrado.

5 – La importancia de los vinos

Suelen ser los eternos olvidados. Y, sin embargo, su papel es decisivo en el éxito de un menú de boda. Los vinos son realmente imprescindibles en toda experiencia gourmet. Por eso, escogerlos junto a expertos en maridajes será todo un acierto. Te animamos a leer este artículo en el que te damos todas las claves para un maridar los vinos de tu boda.

6 – Todo en su punto

¿A que no se te pasa por la cabeza ir a un restaurante de cocina de autor y tomar el plato… frío? De la misma manera, tampoco sería lógico que se sirviesen los platos de una boda a temperatura excesivamente caliente o fría. Para evitarlo, recuerda confiar tu boda a un lugar caracterizado por su calidad y profesionalidad. Contrasta opiniones y reseñas de invitados y novios anteriores. Asegurarás el éxito y tu tranquilidad.

7 – La primera impresión

Como en todo, no hay segunda oportunidad de ofrecer una “buena primera impresión”. Por eso, es tan importante tener en cuenta la bienvenida que darás a tus invitados. Puedes optar por el tradicional cóctel a base de pequeños bocados delicatessen. O bien, apostar por corners temáticos y cocina exótica. Es la primera oportunidad de sorprender a los asistentes… ¡aprovéchala!

8 – El antes y el después

Hay boda, antes y después del banquete. Nos referimos tanto al momento de dar la bienvenida a los invitados, mediante unos aperitivos, como a la recena posterior. Tener en cuenta estos dos momentos, sin duda, es necesario. Porque…¿quién no disfruta tras un rato de baile con un caldito o una mesa de dulces? Todo es importante. Y cada momento ha de ser cuidado detalle a detalle

9 – Cero improvisaciones

Cada aspecto de la boda y, por tanto, del menú que se sirva debe estar controlado. El día de la celebración no es el momento para cambios. Ni tampoco, para improvisaciones. Por razones de organización, todo ha de estar en su lugar y de acuerdo a lo solicitado. Te sugerimos controlar unos días antes, que todo esté a punto. Así, solo tendrás que preocuparte de disfrutar tu gran día.

10 – Siempre, en buenas manos

Lo tenemos claro. Si tuviésemos que escoger un solo punto de este decálogo… sería este. Porque, la realidad, es que los incluye todos. Si pones tu boda y su menú en las manos adecuadas, todo lo demás será secundario. Un chef de prestigio y un equipo experto, sabrán cómo asesorarte en cada momento para que cada detalle de tu boda sea especial. ¡Es el secreto de las bodas de éxito! Y, si te aseguras de cumplir este punto… tu boda, también lo será.

Por LaCasona|Menús de bodas|0 comment

Deja un Comentario