Casarse en una finca de bodas espectacular

03

feb

10 Requisitos imprescindibles de una finca de bodas

Casarse en una finca espectacular es el deseo de muchísimas parejas para su enlace. Pero, encontrar la finca perfecta no siempre es tarea fácil que se resuelva en un par de días. Porque, aunque esta suele situarse entre las primeras labores a realizar, hay ocasiones en las que localizar ese «lugar soñado» se complica.

Lo normal, es seguir un orden. Es decir, tener claro la época del año en que se celebrará la boda. Y, a continuación, buscar la finca para bodas perfecta y que se adecue a los gustos de los contrayentes y disponga de fechas disponibles en esos días escogidos para la celebración.

Sin embargo, cuando un lugar nos conquista para un evento tan especial, es fácil que no nos importe mover, incluso, las fechas deseadas. Porque, si encuentras la finca perfecta para celebrar tu boda… ¿estarías dispuesto a dejar pasar la oportunidad?

Precisamente, para facilitarte esta labor que, a veces se complica, vamos a resumirte aquí los requisitos que sí o sí debería cumplir una finca de bodas. Por lo que si eres de los que tienen como objetivo casarse en una finca de ensueño… ¡sigue leyendo!

 

Qué debe ofrecerte una finca para bodas

1 – Un paisaje espectacular. Este punto es innegociable. Ya que ten en cuenta que será el marco para cada momento de la celebración de bodas. Y, debería cumplir (e, incluso) superar las expectativas creadas en torno a él.

2 – Cocina de Autor. Tener la garantía de un chef de reconocido prestigio tras los fogones el día de tu boda es una tranquilidad que, sinceramente no tiene precio. Consulta con él, las alternativas posibles de menú y, no dudes, en personalizarlo hasta que sea 100% de tu gusto.

3 – Equipo sólido de eventos. Fundamental para no tener que preocuparte de los preparativos. Piensa que es tu gran día y lo último que necesitas en ese momento es estar pendiente de supervisar y controlar detalles de tu enlace. Ponte en manos de un equipo realmente profesional. Despreocúpate. Y… ¡solo en disfruta al máximo ese día único en la vida!

4 – Un entorno cuidado en cada detalle. Piensa que será el que aparezca en cada una de las fotografías de la boda. Sería una pena recordar el lugar de tu boda sucio, desordenado y falto de cuidados. Cuando lo visites, imagina tus fotos de boda en ese sitio. Sin duda, te ayudará a tomar la decisión de si es o no la finca de bodas que deseas para casarte.

5 – Un lugar con historia. Cada sitio tiene su propio encanto. Pero si, además, tiene una trayectoria histórica detrás, lo convertirá en un enclave difícilmente igualable. Verás como conquista a tus invitados. Y te aportará la sensación de estar celebrando tu boda en un lugar único y especial.

6 – Excelentes instalaciones. A priori, sabemos que este punto suele pasar algo desapercibido pero… ¡ni se te ocurra obviarlo! Asegúrate de que el lugar escogido ofrece unas instalaciones funcionales y bien preparadas para satisfacer todas las necesidades de tu boda. Incluido cualquier tipo de imprevisto meteorológico o de necesidad de espacio extra.

7 – Personalización del evento. Manteles, cristalería, centros florales, elementos decorativos… Siempre es un plus contar con la opción de poder escoger cómo deseas que sea cada detalle de tu boda. ¿No crees?

8 – Buenas comunicaciones y fácil acceso. Por muy bonito y fotogénico que sea casarse en una finca maravillosa, puede convertirse en todo un engorro si no dispone de accesos próximos a las principales vías de comunicación. O si se encuentra perdido en un lugar perdido del mundo, ilocalizable incluso para el GPS. No dudes que, si tienes en cuenta este detalle, tus invitados te lo agradecerán.

9 – Posibilidad de ceremonia religiosa o civil. ¿Imaginas la comodidad que sería poder celebrar tu enlace a escasos metros de donde tendrá lugar la fiesta posterior? No todas las fincas de bodas ofrecen esta posibilidad. Pero, por experiencia, sabemos lo que agradecen esta doble opción los novios que confían su boda a La Casona de Las Fraguas. Si deseas más información sobre como celebrar tu boda religiosa o civil en nuestra finca, no dudes en consultarnos.

10 – Un gran jardín para el cóctel. Este momento de la boda se ha convertido en uno de los más esperados, tanto por los contrayentes como por los asistentes al enlace. Los tiempos de bienvenida se alargan con estaciones gourmet, con show-cooking en vivo y con barras temáticas de bebidas. Se dinamiza la bienvenida y la creatividad, en este momento, tiene especial protagonismo. Si, además, se celebra en un espectacular espacio al aire libre, el éxito estará más que asegurado.

 

Por LaCasona|Bodas en Cantabria|0 comment

Deja un Comentario