Celebrar una boda con niños

23

sep

Tu boda… ¿con o sin niños?

 

La opción de celebrar una boda con niños (o sin ellos) es de esas decisiones que es necesario tomar en todo enlace y que no suele dejar indiferente a nadie. Especialmente, cuando los novios optan por el segundo caso.

Hay parejas que tienen clarísimo este punto desde el primer momento. Y, desde ya, te diremos que es un gran avance en la organización del evento. Puesto que es un punto que, sin duda, debe ser decidido y consensuado por los novios. Y la elección final que se tome debe satisfacer a ambos cónyuges.

Aunque, es cierto, que este tema no siempre es fácil de afrontar.

Cuando no existen niños vinculados por lazos familiares a los novios. Si no se desea aumentar el número total de invitados incluyendo niños. O, simplemente, porque el tipo de boda que se va a organizar no tiene previsto actividades y la asistencia de menores, se suele optar por una boda sin niños.

Si esta es la opción escogida, será necesario ser muy claro en la invitación de boda. Para que las parejas invitadas no tengan dudas acerca de qué miembros de la familia han sido invitados al enlace.

 

Ventajas y desventajas de celebrar una boda con niños

Esa es la realidad. Celebrar una boda con niños tiene ventajas pero también algunos inconvenientes.

Por una parte, si optas por una boda sin niños, podrás ahorrar tiempo en la organización y una parte económica. Tiempo porque no tendrás que preocuparte de organizar actividades para tener a los niños entretenidos. Tampoco será necesario escoger un menú especial para ellos. Y, a nivel económico, evitarás los gastos que conlleva la asistencia de menores a una boda. Y, siempre será una boda sin niños corriendo, gritando o llorando. Y los padres disfrutarán de forma más despreocupada.

Como es lógico, una boda sin niños tiene como contrapartida la ausencia del bullicio y alegría que siempre aporta la presencia de los más pequeños. Tendrás que prescindir de niños que lleven las arras y acompañen a la novia hasta el altar. Como sabes, una boda con niños siempre es divertida y espontánea. Y ese factor se verá limitado si tu decisión los excluye. También, ten en cuenta que habrá invitados que opten por no asistir al no estar invitados sus hijos. Bien, porque no deseen prescindir de ellos o porque no tengan quien cuide de ellos durante el tiempo de la celebración.

 

Opciones para incluir a los niños en tu boda

Si, finalmente, has decidido invitar con niños a la celebración de tu boda, lo siguiente será decidir cómo se les va a entretener. Y también, cómo facilitar a los padres de los más pequeños el que puedan disfrutar al máximo del enlace.

Para ello hay opciones de lo más variadas que te sugerimos considerar. ¡Verás como tanto mayores como niños lo agradecen!

 

Contrata un servicio de canguros

Esta alternativa es más que recomendable si hay un número relativamente elevado de parejas con niños de corta edad. Sobre todo bebés o, incluso, lactantes. Será la forma más segura de que, los mayores vivan la boda en cada una de sus fases, sin la preocupación de cómo la música o el horario pueda alterar al bebé que los acompaña.

 

Acotar un área especial “solo para niños”

Es la opción más divertida y la que más agradecerán los padres y demás invitados de la boda. Un lugar en el que los pequeños disfrutarán actividades de animación como talleres de dibujo, piñatas y juegos de salón o de exterior (según la hora del día y el clima existente). Incluso, allí pueden degustar perritos, hamburguesas o sandwiches de forma más informal que en la mesa del banquete nupcial. Si incluyes parque infantil o de bolas… la diversión estará más que asegurada.

 

Instalar zonas de descanso infantil

Tanto si celebras una boda de día como de tarde, esta puede ser una de las mejores decisiones que puedes tomar pensando en los niños asistentes. Muchos, tienen bien definidos sus horarios de descanso, por lo que es posible que se pongan nerviosos si ven alterado su ritmo de sueño. Para evitarlo, nada mejor que instalar zonas donde puedan descansar con total tranquilidad. Recuerda incluir espacios con cambiadores, microondas para calentar biberones y sillones para poder dormir a los niños, en caso necesario.

 

Desde La Casona de Las Fraguas, te animamos a que consultes, con nuestro equipo especializado en la organización de eventos, las múltiples posibilidades de celebrar una boda con niños. Sabemos que siempre habrá una opción totalmente de tu gusto. ¡Compruébalo!

 

Por LaCasona|Bodas en Cantabria|0 comment

Deja un Comentario