Cómo evitar los errores en una boda

19

nov

Los 4 errores imperdonables en una boda

Aunque cueste reconocerlo, los errores en una boda … existen. Preparar la boda perfecta no solo implica tener en cuenta todo aquello que es imprescindible. También supone no pasar por alto una serie de detalles que sería mejor dejar en el olvido. Lo habitual es centrarnos en lo primero y olvidarnos de lo segundo. Pero, si realmente deseamos organizar una gran boda, deberemos recordarlos. Y lo más importante…¡olvidarnos de ellos lo antes posible!

Tal vez te resulte algo extraño que hoy nos hayamos centrado hoy en esos pequeños detalles que podrían empañar tu boda, si no los tienes en cuenta. Puede parecer algo exagerado, pero te aseguramos que tenerlos bajo control te dará tranquilidad. Y, por supuesto, será una garantía más de que tu boda será “de diez”.

Y, además, lo mejor de todo es que, conociéndolos podrás evitarlos. Y así, tu boda será perfecta e inolvidable.

Errores en una boda que estás a tiempo de evitar

Elegir un menú de boda por ser “el más barato”

Todos somos conscientes de la importancia que tiene elegir el menú adecuado que se servirá en una boda. Las opciones en este aspecto son realmente infinitas. Y, por supuesto, contar con un presupuesto límite es más que recomendable. Pero, eso no significa que deba ser la única variable que se tenga en cuenta. Una buena alternativa será contar con una horquilla de precio en la que poder moverte hasta encontrar la propuesta que realmente se adapte a vuestros deseos.

Invitar solo a la ceremonia

Salvo que no vayáis a hacer ningún tipo de celebración posterior, esta alternativa debería ser desechada desde el primer momento. La lista de invitados es normal que crezca de forma incontrolable y sea necesario poner un límite acorde al presupuesto fijado. Pero invitar a unos a toda la celebración y a otros solo a la ceremonia, no solo te supondrá vivir una situación de lo más incómoda sino también será un detalle de lo menos elegante. ¡Ni te lo plantees! Te sugerimos establecer un número máximo de invitados a la boda. O bien, escoger un tipo de celebración sencilla que permita ampliar el número de asistentes.

Quitarle importancia a los pequeños detalles

Cada vez se tiene más este detalle bajo control. Aún así, todavía hay novios que creen que con ofrecer un gran banquete y una fiesta hasta altas horas de la madrugada, la boda será memorable. ¡Nada más lejos de la realidad! Si consultas a los invitados de una boda, seguro que recuerdan antes los detalles que la hicieron que el menú concreto que se sirvió. Food trucks, estaciones con showcooking en directo o pequeños regalos con notas personalizadas para cada invitado, o  menús especiales para personas con intolerancias … Estos son los pequeños detalles que hacen especial una boda y por los que será recordada con el tiempo.

No preparar con cuidado la distribución de invitados

Si existe un punto que debería escribirse con mayúsculas en la lista de actividades de una pareja que se case, es este. ¡Pocos tienen tanta importancia y pueden condicionar tanto el éxito o no de una boda! Organizar el sitting de invitados en el banquete o en los asientos asignados a los testigos durante la ceremonia, es fundamental. Recuerda siempre evitar sentar juntas a personas que tengan diferencias o simplemente sepas que no sienten afinidad mutua. Así, evitarás situaciones incómodas y las posibilidades de que todos tus invitados disfruten al máximo ese gran día de vuestra vida.

Ya ves, que se trata de cuatro puntos perfectamente evitables. Si le dedicas el tiempo suficiente, ten la seguridad de que evitarás momentos y situaciones incómodas. Y, por supuesto, si te pones en manos de un buen equipo profesional especializado en bodas, no dudes que cada elemento estará bajo control. ¡No lo dudes! Es el día que llevas esperando toda tu vida. Y todo, debe ser perfecto.

Por LaCasona|Bodas en Cantabria|0 comment

Deja un Comentario