Giberny

11

sep

Jardines románticos para bodas: naturaleza impregnada de sentimientos

Jardines para bodas llenos de romanticismo.

Entornos exclusivos, donde los eventos se convierten en leyenda. Naturaleza en su estado más puro, mezcla de fantasía y realidad. Así son los jardines románticos. Espacios donde los sentimientos superan a la razón a través de una vegetación salvaje y exótica, para que tu boda consiga llegar al alma.

Hoy te contamos los atributos que reúne un jardín romántico para bodas, así como la singularidad, carisma y belleza que pueden aportar a tu enlace.

Parque árboles. Casona de Las Fraguas Cantabria

Bodas en jardines románticos

¿Te imaginas casándote al aire libre? Sellar tu historia de amor en un jardín romántico y caminar hacia el altar en una alfombra de hierba fresca, enmarcada por setos, flores silvestres y árboles frutales que parecen tocar al cielo.

Estos espacios naturales dignos de una pintura al óleo, son un escenario cada vez más demandado por parejas que desean una boda genuina, íntima y singular. Paisajes de cuento enmarcados en fincas nobles, rodeando mansiones y casonas con su naturaleza abrupta. Plantas salvajes y elementos decorativos que hacen volar tu imaginación.

Pero, ¿sabes cuál es el origen de este tipo de jardines?

jardines para bodas, jardines románticos Alnwick

Con la llegada del romanticismo, una nueva tendencia impregnó los parques, zonas verdes y palacios de toda Europa. En pleno siglo XVIII, esta nueva corriente cultural supuso el renacer de los sentimientos, que de repente se impusieron a la razón y tomaron las riendas en todas las expresiones artísticas del momento, incluida la jardinería.

Jardines romáticos: espacios verdes de belleza sin igual

Los jardines adquirieron de repente una nueva connotación, que se alejaba del orden y las líneas rectas utilizadas hasta entonces, para plasmar a la naturaleza de un modo más salvaje. Una conexión con el alma del artista, que dejaba volar libre su imaginación dando lugar a espacios verdes de belleza excepcional, que todavía perviven como escenarios donde celebrar bodas de ensueño.

jardines para bodas, Castillo de Alnwick

Europa concentra un gran número de jardines románticos espectaculares y únicos, que marcaron los inicios de esta expresión artística y que todavía hoy son fuente de inspiración para diseñar eventos exclusivos. Muchos de ellos han sido incluso escenario para la industria cinematográfica, inmortalizando su belleza en grandes producciones de la gran pantalla.

Jardines del Castillo de Alnwick y de La Casona de las Fraguas

Es el caso de los jardines del Castillo de Alnwick, en Escocia, que podrás ver en títulos míticos del cine fantástico y de aventuras, como Harry Potter o Robin Hood. O los jardines de La Casona de Las Fraguas en Cantabria, donde se rodaron algunas de las escenas más carismáticas de la película Los Otros.

Jardines románticos de La Casona de las Fraguas (Cantabria), jardines para bodas

A simple vista un tanto anárquicos, los jardines románticos para bodas son ese tipo de espacios donde cualquier evento toma un aire misterioso y mágico.

jardines para bodas cantabria en la casona de las fraguas

Verdes avenidas, escoltadas por grandes árboles, setos y esculturas celestiales. Caminos aparentemente descuidados, donde el orden adquiere sentido en la interpretación personal, en la mente de cada invitado; donde envolver la ceremonia en un aire místico de grandeza y conexión con lo más íntimo.

Naturaleza con alma, para que deis el sí quiero con romanticismo auténtico y absoluta privacidad.

Jardines de Monet en Giberny

El agua en los jardines romáticos

El agua es otro de los elementos característicos que nunca falta en los jardines románticos. Fuentes, lagos artificiales y ríos atravesados por curiosos puentes de estilo japonés, para bañar de pureza vuestra ceremonia nupcial, emulando escenarios de cuento y aprovechando el efecto relajante de su sonido más puro. Castillos y recreación de falsas ruinas inspiradas en la Edad Media.

jardines para bodas, La Casona de las Fraguas

Inmortaliza tu gran día rodeada por una gran variedad de arbustos y flores clásicas, que combinan paletas de colores pastel, creando un ambiente dulce y sosegado. Rosas, hortensias y gardenias, aportaran el toque floral perfecto a vuestra celebración y darán lugar a un reportaje fotográfico con aires de encantadora pintura renacentista.

jardines para bodas en cantabria, la casona de las fraguas
Tonalidades rosas, lilas, blancas o amarillas, combinadas con harmonía y elegancia. Pérgolas de hierro enredadas con salvajes trepadoras de madreselva, jazmín o rosal… velas, candelabros y una iluminación estratégica, que potencie la belleza de cada rincón.

mejores bodas en cantabria

Y para la decoración, escoge elementos de aire bohemio, como esculturas románticas, jaulas de pájaros, madera patinada y mobiliario de forja. Colores como el verde, el blanco, el beige o el malva en sus versiones más suaves, para llenar de magia cada momento del que será tu enlace.

Por cierto, en este post te hemos mostrado fotos de los Jardines del Castillo de Alnwick, de los jardines romáticos de La Casona de las Fraguas (Cantabria), así como los que inspiraron bellos cuadros a Monet en Giberny, ¿sabrías decirnos qué foto corresponde a cada uno?

Si te ha gustado, !comparte este artículo en tus redes sociales!

Guardar

Guardar

Por LaCasona|Jardines|0 comment

Deja un Comentario